Objetivo: Propiciar un espacio de reflexión en el que se profundice el valor de la vida, el sentido del hogar, la importancia de la familia en nuestra formación y las actitudes que se deben tener con respecto a ella.

SIGNOS Y SÍMBOLOS: 1. Nido con dos huevos de codorniz (el hogar) 2. Un corazón de cartón color rojo 3. Una vela con el nombre y fecha del nacimiento de cada uno, sobre un candelabrito de barro. 4. Una imagen de Jesús joven 5. Cirio Pascual

CANTO Se inicia con el canto sugerido: Celebra la vida (Axel)

MOTIVACIÓN: - Vamos a estar muy atentos para leer el símbolo que está en el centro del salón - Qué nos dice este símbolo? (Silencio) - Si estamos hablando de la vida, qué nos quiere decir este símbolo? (Silencio) Hasta que los alumnos lleguen al hogar. - Qué significan esos dos huevitos que están en el nido? (Silencio) - Se compara el esfuerzo que hicieron esos pajaritos y el esfuerzo de sus padres para formar el hogar. (Silencio). - Uno de los acompañantes se dirige cerca al nido y allí en un cartón pisa un huevo. (Qué significado tiene esta acción que hizo tal persona).

REFLEXIÓN:  Con esto se quiere significar como muchas veces somos nosotros mismos quienes truncamos nuestra vida, cuando optamos por la droga, por el suicidio, por la vida sin sentido. Se hace referencia a las familias, significando que si hoy estamos a punto de culminar una etapa muy importante de nuestra vida es gracias a ese hogar en que cada uno de nosotros nació. Paralelamente se va entregando la vela con la tarjeta en que está el nombre, la fecha de nacimiento de cada uno, al recibirla se hace con solemnidad e inmediatamente se dirige al Cirio Pascual para encender la vela que le correspondió, posteriormente con la vela encendida se dirige hacia su silla, reflexiona unos minutos en silencio.

ILUMINACIÓN:  Se lee el texto de Jeremías 1, 4 - 10 - Cuando todas las velas están encendidas se dice: Y al llegar estos (se dice el número de participantes) jóvenes a la vida se iluminó el mundo. - Se interpela con la siguiente expresión: “Si al venir al mundo se enciende una nueva luz, entonces esa vida que hoy tengo en mis manos tiene que ser luz”.

En tónica de silencio vamos a iniciar unos momentos de oración para:

- Agradecer al Señor el Don de la Vida que cada uno ha recibido, - Todo lo que cada uno ha construido hasta este momento - Encomendarle el futuro, el proyecto personal de vida que de ahora en adelante cada uno va a construir.

• Momento de Silencio - Oración espontánea

• Música suave y de fondo - Se termina rezando el Padre nuestro